ant-arq: Re:Antropologos contra las guerras!!!

Oscar Gonzalez ogos@colmich.edu.mx
Mon, 03 Mar 2003 11:11:16 -0600


Claudia y listeros:

Hoy se hace en todo el mundo --incluyendo en el pueblo  donde yo vivo -- la
presentación de Lisistrata, una obra teatral griega en la cual las mujeres
se rebelan contra los guerreros y dicen que ellas podrán deshacer los
conflictos con la misma paciencia que tienen con los ovillos que se enredan.


En estos días hablamos de la guerra en sentido concreto; guerra que esparc=
e
inmensa destrucción y muerte y que oprime a los que todavía no mueren.
Hablamos de esta casi inminente TERCERA GUERRA MUNDIAL que empieza en
Bagdad y llegará a todos los rincones del mundo. Una guerra que no deja
lugar para el sentido figurado, porque pone la muerte en acto. Que acaba
también con ideas e ilusiones. Si esta guerra estalla, nuestros proyectos
académicos serán recuerdos adolescentes. 

Mientras pensamos cómo y qué seguir haciendo, les copio un escrito de P=
érez
Esquivel en la Jornada de hoy y les mando un saludo fraterno.
Oscar González
El Colegio de Michoacán


http://www.jornada.unam.mx/2003/mar03/030303/020a1pol.php?printver=3D1
Adolfo Pérez Esquivel*
Bush y la caja de Pandora

Según la mitología griega, Hefestos, el dios Vulcano de los romanos, por
orden de Zeus creó a la primera mujer, Pandora, a quien los dioses
brindaron todos los dones con el propósito de que perdiera al género
humano. El gran dios Zeus la hizo depositaria de una pequeña caja que
contenía todos los males con la recomendación expresa de que nunca la
abriera porque provocaría grandes calamidades en la creación. Pandora no
pudo evitar la curiosidad y abrió la caja desatando todos los males que ho=
y
sufre la humanidad. En la cajita sólo quedó la esperanza.

En el Apocalipsis, el profeta tiene la visión de los siete ángeles y las
siete plagas y los ríos de sangre y muerte sobre el río Eufrates (9:14,1=
5),
que vuelve a ser nombrado: "El sexto ángel derramó su copa sobre el gran
río Eufrates, y el agua de éste se secó para que estuviese preparado e=
l
camino a los reyes de oriente". (16: 12,13). En el 16:16 dice: "Y los
reunió en el lugar que en hebreo se llama Argamedón". El número de la
bestia apocalíptica es 666 (13: 18). "Aquí hay sabiduría. El que tiene
entendimiento cuente el número de la bestia. Y su número es 666". El n=
úmero
de la bestia está en Estados Unidos y pertenece al centro financiero más
importante del mundo. No se trata de hacer futurología y dejarse arrastrar
por el fatalismo de que todo está escrito; es necesario tener memoria y ve=
r
las señales que la humanidad padece.

El destino del mundo está en manos de los seres humanos, de gobernantes qu=
e
pueden generar la paz o arrastrar a todos a la guerra. Bush, al igual que
Pandora, se guía no por curiosidad, sino por ambiciones de poder y
hegemonía mundial; cree que puede contra todos y olvida que el mundo se
movilizó el 15 de febrero para decir no a la guerra, sí a la paz. A pesa=
r
de ese reclamo de la humanidad, en una de sus declaraciones dice que "la
democracia es una cosa bonita: a la gente se le permite expresar su
opinión", pero no la considera un derecho de los pueblos, sino un hecho
tolerado por el poder, y afirma que las protestas pacíficas no alterarán
sus planes sobre Irak.

Evidentemente sus convicciones democráticas están reducidas a polvo. Cre=
e
que sólo los "cuatro mosqueteros con misiles" -Bush, Blair, Aznar y
Berlusconi- tienen la razón que la humanidad no entiende. La soberbia del
poder los ha enceguecido y su sordera ante el clamor de los pueblos y la
ambición respecto de los "extraordinarios beneficios de la guerra", como
expresara en Madrid el hermano del presidente Bush, los ha llevado a abrir
la caja de Pandora sin medir las consecuencias para sus propios pueblos y
la humanidad.

Al igual que el aprendiz de hechicero, que desata la tempestad y no puede
controlarla, Bush ha desatado los demonios del complejo industrial militar
de los traficantes de la muerte y los grandes intereses económicos de las
trasnacionales del petróleo que hoy gobiernan a Estados Unidos. Las fuerza=
s
acantonadas en la región están sedientas de entrar en acción y no podr=
á
contenerlas por más tiempo. Se han puesto en marcha muchos intereses
militares, políticos y económicos difíciles de contener y de ponerles
marcha atrás.

Naciones Unidas fue prácticamente borrada de la escena y sometida a fuerte=
s
presiones por el gobierno de Bush para que aceptara sus condiciones. No
quiere reconocer los resultados de los inspectores de la ONU, es decir,
pretende que claudique y se someta a sus amenazas para justificar lo
injustificable: la guerra, que ni el propio Bush tiene capacidad de
detener, atrapado en su laberinto e irresponsabilidad, que puede llevar al
pueblo estadunidense a graves consecuencias.

Un crítico de la política del gobierno de George Bush, Gore Vidal, anali=
za
los compromisos y relaciones con las petroleras, desde Bush padre e hijo;
la secretaria del interior, Condoleezza Rice, quien tiene relación con
Exxon y Texaco, hasta el jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, que mantiene
nexos con la petrolera Occidental, entre otras relaciones que ocultan el
verdadero motivo de la guerra contra Irak: el petróleo y la hegemonía
mundial del imperio.

Los costos en vidas humanas y recursos de los pueblos no les interesan con
tal de alcanzar sus objetivos económicos y políticos. Existe un hilo
conductor entre Irak y Venezuela con los intentos por derrocar al gobierno
de Hugo Chávez y apoderarse de los recursos petroleros en la región y
fortalecer la hegemonía mundial de Estados Unidos. El Departamento de
Estado estuvo y está implicado en los intentos golpistas. El petróleo
venezolano es vital para la economía estadunidense, así como para lograr=
 el
control internacional de esas fuentes energéticas, pues pondría a Europa=
,
China, Rusia, como al resto de los países bajo la órbita de Estados Unid=
os,
que controlaría esos recursos.

La resistencia de los países mencionados a sumarse a la guerra contra Irak
y en Europa, Francia, Alemania y Bélgica, tiene que ver con los acuerdos
bilaterales con Irak por los recursos petroleros, pero es una actitud
valiente y decidida frente a la hegemonía estadunidense, ya que todavía =
hay
valores y coraje para decir no al sometimiento.

Una situación poco mencionada y de gran riesgo para la humanidad, en
particular para América Latina, es la militarización que ha hecho Estado=
s
Unidos del continente, la instalación de bases militares en la mayoría d=
e
los países, la presencia de tropas estadunidenses, el Plan Colombia y en
Mesoamérica el Plan Puebla-Panamá; las hipótesis de conflictos de los
ejércitos americanos bajo el mando unificado de Estados Unidos señalan q=
ue
"en un escenario de guerra, los enemigos son organizaciones sociales,
organismos no gubernamentales y enemigos potenciales".

Nuevamente la doctrina de la seguridad nacional con las dolorosas y tristes
consecuencias para los pueblos y el saqueo de los recursos sin piedad. Esta
situación puede provocar otro Vietnam. Las siete plagas están sueltas y =
la
caja de Pandora ha liberado todos los males de la bestia apocalíptica que
ronda buscando destrucción y muerte. Por primera vez toda la humanidad se
puso de pie al unísono y reclamó el derecho a la vida y la dignidad. La
esperanza está en la vida y la energía de los pueblos que pueden cambiar=
 el
curso que los gobernantes quieren imponer al mundo a espalda de los pueblos.

* Premio Nobel de la Paz 1980 y director del Servicio de Paz y Justicia
(Serpaj) en Argentina