ant-arq: Dos que saben escribir

Oscar Gonzalez ogos@colmich.edu.mx
Wed, 05 Mar 2003 14:52:00 -0600


Si los argumentos históricos, políticos, económicos, etc. en contra de=
 la
próxima guerra no quedan claros, mejor será leer a dos que saben escribi=
r.
Gunther Grass y Gabriel García Márquez saben decirlo.

El cataclismo de Dámocles 
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

versión completa en:
http://www.revistacambio.com/html/documento/articulos/620/
Gabriel García Márquez pronunció el siguiente discurso el 6 de agosto =
de
1986, en el aniversario 41 de la bomba de Hiroshima. CAMBIO lo reproduce
ahora que reaparece en el mundo la amenaza de una guerra.


Un minuto después de la última explosión, más de la mitad de los ser=
es
humanos habrá muerto, el polvo y el humo de los continentes en llamas
derrotarán a la luz solar, y las tinieblas absolutas volverán a reinar e=
n
el mundo. Un invierno de lluvias anaranjadas y huracanes helados invertirá
el tiempo de los océanos y volteará el curso de los ríos, cuyos peces
habrán muerto de sed en las aguas ardientes, y cuyos pájaros no encontra=
rán
el cielo. Las nieves perpetuas cubrirán el desierto del Sahara, la vasta
Amazonía desaparecerá de la faz del planeta destruido por el granizo, y =
la
era del rock y de los corazones transplantados estará de regreso a su
infancia glacial. Los pocos seres humanos que sobrevivan al primer espanto,
y los que hubieran tenido el privilegio de un refugio seguro a las tres de
la tarde del lunes aciago de la catástrofe magna, sólo habrán salvado =
la
vida para morir después por el horror de sus recuerdos. La Creación habr=
á
terminado. En el caos final de la humedad y las noches eternas, el único
vestigio de lo que fue la vida serán las cucarachas... SIGUE

en
http://www.revistacambio.com/html/documento/articulos/620/
(o lo puedo enviar)


Decid no a esta locura
Gunter Grass

Esta inminente guerra es deseada. En las cabezas que la planean, en las
bolsas de todos los continentes, así como en los canales de televisión q=
ue
tienen la fecha adelantada ya está teniendo lugar.

Las advertencias inútiles ante un peligro inminente de guerra se han
convertido ya en rutina. Y, sin embargo, las rimas que Matthias Claudius
compuso en su día siguen siendo hoy completamente actuales: "=A1Hay guerra=
!
!Hay guerra!/ !Oh ángel de Dios, defiéndenos, y habla!/ Por desgracia ha=
y
guerra./ =A1Y yo anhelo no tener culpa en ella!"

SIGUE en
http://www.redhumana.org/cgi-bin/xdoc20/media/media.pl?ref=3D113314&action=
=3D2
(o se los puedo enviar)

Saludos 

Oscar González
El Colegio de Michoacán