ant-arq: Respuesta a carta abierta

Nez Regueiro nureg@arnet.com.ar
Fri, 14 Mar 2003 10:13:40 -0300


This is a multi-part message in MIME format.

------=_NextPart_000_0009_01C2EA12.62DF2FA0
Content-Type: text/plain;
	charset="iso-8859-1"
Content-Transfer-Encoding: quoted-printable

 Que hay detrás de todo esto...?
Cuando leí la carta abierta de Alejandro Deangelis, hice lo que hago =
siempre cuando algo perturba mi entendimiento. Respiré profundamente, =
mientras hacía una pausa, tratando de quitarme toda posible reacción =
epidérmica, para tratar de pensar racionalmente, tal como acostumbro =
hacerlo cuando elaboro un trabajo científico. Entonces me di cuenta =
que el tema no pasaba por evaluar la extensa y conocida trayectoria de =
Alberto  Rex González, ni la cortísima y desconocida trayectoria de =
su detractor; ni por el análisis del protagonismo del primero para la =
historia de la arqueología en Argentina, o el total desconocimiento de =
esa historia por parte del segundo. La nota de Alejandro Deangelis no se =
estructuraba sobre datos objetivos, sino que consistía simplemente en =
la exteriorización de una patología muy clara. La necesidad de =
adquirir notoriedad tal vez a través de la única forma que la =
mediocridad permite: vestir de alguna manera, en forma refleja, la ropa =
de los muertos, siendo el psicópata el victimario. Eso fue lo que =
llevó, entre otros tantos conocidos y tristes ejemplos, al asesinato =
de John Lennon en manos de Mark David Chapman, o de Wild Bill Hicckock =
en manos de Jack McCall. Felizmente en este caso no se perdió ninguna =
vida, ya que para empuñar un arma hay que tener cierto valor, y estar =
dispuesto a sufrir las penalidades de la ley. A pesar de que en este =
caso ese valor no existió, sino tan solo la arrogante soberbia que =
permite la ignorancia cuando cree tener asegurada la impunidad, el =
perfil del causante de la nota y su destino son exactamente los mismos =
que los de los asesinos que pasaron tristemente a la historia, buscando =
vanamente una gloria vacía.

Víctor Núñez Regueiro

INTERDEA -UNT

CONICET






------=_NextPart_000_0009_01C2EA12.62DF2FA0
Content-Type: text/html;
	charset="iso-8859-1"
Content-Transfer-Encoding: quoted-printable

<!DOCTYPE HTML PUBLIC "-//W3C//DTD HTML 4.0 Transitional//EN">
<HTML><HEAD>
<META http-equiv=3DContent-Type content=3D"text/html; =
charset=3Diso-8859-1">
<META content=3D"MSHTML 5.50.4134.100" name=3DGENERATOR>
<STYLE></STYLE>
</HEAD>
<BODY bgColor=3D#ffffff>
<DIV><FONT face=3DArial size=3D2><FONT face=3D"Times New Roman" =
size=3D3>&nbsp;<FONT 
face=3DArial size=3D2>Que hay detrás de todo esto...?</FONT></FONT>
<P class=3DMsoNormal><SPAN style=3D"mso-ansi-language: ES">Cuando leí =
la carta 
abierta de Alejandro Deangelis, hice lo que hago siempre cuando algo =
perturba mi 
entendimiento. Respiré profundamente, mientras hacía una pausa, =
tratando de 
quitarme toda posible reacción epidérmica, para tratar de pensar =
racionalmente, 
tal como acostumbro hacerlo cuando elaboro un trabajo científico. =
Entonces me di 
cuenta que el tema no pasaba por evaluar la extensa y conocida =
trayectoria de 
Alberto<SPAN style=3D"mso-spacerun: yes">&nbsp; </SPAN>Rex González, =
ni la 
cortísima y desconocida trayectoria de su detractor; ni por el =
análisis del 
protagonismo del primero para la historia de la arqueología en =
Argentina, o el 
total desconocimiento de esa historia por parte del segundo. La nota de 
Alejandro Deangelis no se estructuraba sobre datos objetivos, sino que =
consistía 
simplemente en la exteriorización de una patología muy clara. La =
necesidad de 
adquirir notoriedad tal vez a través de la única forma que la =
mediocridad 
permite: vestir de alguna manera, en forma refleja, la ropa de los =
muertos, 
siendo el psicópata el victimario. Eso fue lo que llevó, entre otros =
tantos 
conocidos y tristes ejemplos, al asesinato de John Lennon en manos de =
Mark David 
Chapman, o de Wild Bill Hicckock en manos de Jack McCall. Felizmente en =
este 
caso no se perdió ninguna vida, ya que para empuñar un arma hay que =
tener cierto 
valor, y estar dispuesto a sufrir las penalidades de la ley. A pesar de =
que en 
este caso ese valor no existió, sino tan solo la arrogante soberbia =
que permite 
la ignorancia cuando cree tener asegurada la impunidad, el perfil del =
causante 
de la nota y su destino son exactamente los mismos que los de los =
asesinos que 
pasaron tristemente a la historia, buscando vanamente una gloria 
vacía.<?xml:namespace prefix =3D o ns =3D =
"urn:schemas-microsoft-com:office:office" 
/><o:p></o:p></SPAN></P>
<P class=3DMsoNormal><SPAN style=3D"mso-ansi-language: ES">Víctor =
Núñez 
Regueiro</SPAN></P>
<P class=3DMsoNormal><SPAN style=3D"mso-ansi-language: ES">INTERDEA =
-UNT</SPAN></P>
<P class=3DMsoNormal><SPAN style=3D"mso-ansi-language: =
ES">CONICET</SPAN></P>
<P class=3DMsoNormal><SPAN style=3D"mso-ansi-language: =
ES"></SPAN>&nbsp;</P>
<P class=3DMsoNormal><SPAN 
style=3D"mso-ansi-language: =
ES"></SPAN>&nbsp;</P></FONT></DIV></BODY></HTML>

------=_NextPart_000_0009_01C2EA12.62DF2FA0--