ant-arq: Neuquen=mapuches y gestión recursos nat

antrposg en bibapl.edu.ar antrposg en bibapl.edu.ar
Vie Mar 3 13:50:10 ART 2006


From:           	"Frank Paul" <chacofrank en gmx.net>
Date sent:      	Thu, 02 Mar 2006 12:05:49 -0300
Subject:        	Garantizan a los mapuches la gestión de los recursos naturales

Sábado 11 de febrero de 2006
   Regionales
Garantizan a los mapuches la gestión de los recursos naturales

El artículo de reconocimiento a las comunidades aborígenes es innovador 
en el país y se incorpora en el capítulo de declaraciones y derechos.

Hubo pocos despachos votados por unanimidad. El de los mapuches, 
aprobado ayer, fue producto de una extensa negociación.
NEUQUEN (AN).- Fue como un doloroso parto de nalgas, pero finalmente 
salió. Los convencionales aprobaron anoche por unanimidad un artículo 
que se incorpora a la Constitución y que reconoce a los mapuches como 
pueblos preexistentes. También se les asegura participación en la gestión 
de sus recursos naturales y se les reconoce la personería jurídica, respeto 
a su identidad y derecho a una educación bilingüe.

El texto no menciona la palabra mapuches, aunque es la única comunidad 
aborigen que existe en esta provincia. El reconocimiento es a los pueblos 
indígenas neuquinos y la palabra pueblo no deberá ser interpretada en el 
sentido que lo determina el derecho internacional, según lo aclaró en el 
plenario el convencional radical Hugo Prieto, miembro informante del 
despacho aprobado en la sesión de anoche, la antepenúltima de esta 
Convención Constituyente.

Neuquén tiene 50 comunidades mapuches en las que vive una población 
estimada en 10.000 personas. Hay un cálculo no oficial de los mapuches 
que indica que el 40% de la población de Neuquén tiene, asumida o no, 
descendencia aborigen.

El artículo de reconocimiento a las comunidades indígenas es innovador en 
la Argentina y se incorpora en el capítulo de declaraciones y derechos. 
Supera lo estipulado en la Constitución Nacional y al reconocimiento que 
se hizo en otras constituciones provinciales. Se encargó de recalcarlo ayer 
en su discurso el jefe del bloque del MPN, Pedro Salvatori.

Para aprobar este despacho, el que retrocedió sobre sus pasos fue el MPN. 
El que definió llegar hasta la redacción que finalmente se aprobó fue 
Sobisch. Anoche circulaba una pregunta: por qué Sobisch aceptó 
prácticamente el proyecto de la oposición. "Esta en campaña y lo va a 
utilizar", dijeron algunos voceros de la oposición. "Se peleó con las 
petroleras en serio", dijeron otros.

Salvatori, cuando comenzó a discutirse este tema en la Convención, fue 
uno de los que más reparos puso a reconocer algún aspecto vinculado a 
los recursos naturales. El proyecto que sostenía el oficialismo era el de un 
artículo similar al de la Constitución Nacional que sólo reconoce la 
preexistencia de los pueblos originarios y delega el tema en el Congreso de 
la Nación.

Sin embargo ayer Salvatori reescribió su discurso y dijo: "Nosotros 
habíamos presentado un proyecto que prácticamente es el que se aprobó".

Para aplicar el nuevo artículo de la Constitución se tendrán que reformar 
algunas leyes, entre ellas la de Tierras.

El capítulo de los mapuches se comenzó a escribir desde el inicio de esta 
Constituyente y estuvo a punto d naufragar. El tema no ingresó en el orden 
del día y se llevó al plenario a fuerza de presión de la oposición y de los 
mapuches. Todos, incluido el oficialismo, querían incorporarlo pero el tema 
se empantanó y se transformó, con el correr de los días, en prenda de 
negociación. Incluso el sobischismo intentó canjearlo por otros temas que 
no se incorporaron, como la reforma económica que quedó afuera, de 
exclusivo interés del oficialismo.

El plenario de ayer transcurrió en medio de un clima de festejo. De la 
oposición todos se anotaron para hablar. En el MPN ahorraron palabras y 
el que marcó la política acordada fue Salvatori, que pronunció un discurso 
más moderado respecto de los mapuches que el pronunciado en ocasiones 
anteriores.

El cambio fue notable, aunque el MPN intentó disimularlo. Sobisch dijo 
"este es el proyecto" y todos se encolumnaron.

La oposición lo vivió como un triunfo propio, los mapuches, que 
presenciaron la sesión, quedaron conformes. Y la Constitución, que ya 
había incorporado derechos a los niños y jóvenes, de igualdad de genero, 
entre otros, sumó con los mapuches, la frutilla del postre.
----------------
de:  www.rionegro.com.ar/arch200602
--------------



Más información sobre la lista de distribución ant-arq